Un científico norteamericano afirma que no existe la muerte


"La idea de morir es algo que siempre se nos ha enseñado a aceptar, pero en realidad solo existe en nuestras mentes", argumenta Robert Lanza


Un científico norteamericano afirma que no existe la muerte
Una luz al final de un túnel ckaroli en Flickr
3
Barcelona. (Redacción).- El investigador norteamericano Robert Lanza afirma que tiene pruebas definitivas para confirmar que la vida después de la muerte existe y que de hecho la muerte, por sí misma, no existe de la manera en la que la percibimos.
Lanza argumenta que la respuesta a la pregunta "¿Qué hay más allá de la muerte?", cuestión sobre la cual los filósofos llevan siglos reflexionando, radica en la física cuántica, y en concreto en la nueva teoría del biocentrismo.
Según este investigador norteamericano, de la Escuela de Medicina de la Universidad Wake Forest, de Carolina del Norte, la solución a esa cuestión eterna consiste en la idea de que el concepto de la muerte es un mero producto de nuestra conciencia, según relata la edición digital de The Independent.

Lanza afirma que el biocentrismo explica que el universo solo existe debido a la conciencia de un individuo sobre él mismo. Lo mismo sucede con los conceptos de espacio y tiempo, que este ciéntifico explica como "meros instrumentos de la mente".

En un mensaje publicado en su sitio web, Lanza argumenta que con esta teoría el concepto de la muerte como la conocemos "no existe en ningún sentido real", ya que no hay verdaderos límites según los cuales se pueda definir.

"Esencialmente, la idea de morir es algo que siempre se nos ha enseñado a aceptar, pero en realidad solo existe en nuestras mentes", opina Lanza. Asimismo, evidentemente, creemos en la muerte porque nos asociamos con nuestro cuerpo y sabemos que los cuerpos físicos mueren.
Lanza señala que el biocentrismo es similar a la idea de universos paralelos, la hipótesis formulada por físicos teóricos según la cual hay un número infinito de universos y todo lo que podría suceder ocurre en alguno de ellos.
En términos de cómo afecta ese concepto a la vida después de la muerte, el investigador explica que, cuando morimos, nuestra vida se convierte en una "flor perenne que vuelve a florecer en el multiverso" y agrega que "la vida es una aventura que trasciende nuestra forma lineal ordinaria de pensar; cuando morimos, no lo hacemos según una matriz aleatoria, sino según la matriz ineludible de la vida".

Entrevista al Gran Maestro de la Gran Logia Española de la Orden Rosacruz AMORC.



gran-maestro-amorc

Por JOSÉ GREGORIO GONZÁLEZ

Entrevista a Hugo Casas.

Habla el Gran Maestre de la Orden Rosacruz AMORC para Europa, África y Australasia

Junto a los masones y los illuminati, los rosacruces completan la tríada más famosa en el siempre sugerente mundo de las sociedades secretas, aunque en el caso de estos últimos su interven­cionismo político ha sido más bien anecdótico y su vocación mística bastante más evidente. MÁS ALLÁ ha conversado sobre la vigencia de este movimiento con Hugo Casas, responsable para Europa, África y Australasia de la Antigua y Mística Orden Rosacruz, una de las corrientes más influyentes del rosacrucismo actual.
Los tiempos han cambiado, y los rosacruces no han querido quedarse anclados. Hay cientos de miles por todo el mundo y en España superan ya el millar. Siguen cultivando la espiritualidad del ser humano y en ese camino aseguran que es posible despertar ciertas habilidades psíquicas, pero reconocen que existen fabulosos mitos enraizados en su devenir sobre los que resulta necesario arrojar luz. La inquietante etiqueta de "sociedad secreta" ha dejado paso a la mucho más apropiada y comprensible de "sociedad discreta".
Un buen ejemplo de la cristalización de ese cambio lo constituye Hugo Casas, un ingeniero de sistemas informáticos que tomó contacto con los rosacruces casi por accidente y que ocupa desde hace siete años el cargo más destacado de la AMORC para los rosacruces de varias decenas de países.
—Algunas voces basan sus críticas al movimiento rosacruz en los aspectos legendarios de su fundador, Christian Rosenkreutz. Pero ¿cambia mucho la historia y filosofía rosacruz el hecho de que este personaje pueda no ser real?
—Los investigadores siempre se han preguntado si Christian Rosenkreutz fue un personaje real o mítico. Yo creo que debemos contemplar los Manifiestos rosacruces del siglo XVII, que es donde se da a conocer su figura, ante todo como relatos iniciáticos. Además, si nos fijamos en las fechas de su vida, veremos que muchas se corresponden con marcados acontecimientos de la Historia. También hay historiadores como Paul Arnold, que han puesto de relieve que los Manifiestos no hicieron más que adaptar biografías de místicos importantes, como Joaquím de Fiore, Paracelso y otros, para inventar a Christian Rosenkreutz, por lo que hoy en día todo el mundo está de acuerdo en que Christian Rosenkreutz es un personaje que pertenece al reino de los mitos y que fue utilizado como símbolo del resurgimiento del rosacrucismo en el siglo XVII.
Otra crítica que suele hacerse es la de intentar legitimar su tradición buscando orígenes ancla­dos en un pasado remoto y glorioso, como por ejemplo en el Antiguo Egipto. ¿Qué valoración hace de esto?
Particularmente, cuando tengo que presentar a la Antigua y Mística Orden de la Rosacruz AMORC, siempre explico que tiene un origen histórico y perfectamente delimitado por los tres Manifiestos rosacruces aparecidos en Alemania en el siglo XVII (en 1614 Fama fraternitatis, en 1615 Confessio fraternitatis y en 1616 Las bodas alquímicas de Christian Rosenkreutz). Además, tiene otro que no es demostrable históricamente, por lo que debemos recurrir a la tradición, y la tradición rosacruz dice que nuestros orígenes son egipcios, brahmánicos, procedentes de los Misterios de Eleusis y de Samotracia, de los magos de Persia, de los pitagóricos y de los árabes. Esta afirmación ya la incluyó en 1617 el alquimista alemán Michael Maier en su obra Silentium post clamores.
Ya puestos, a las escuelas de conocimiento, incluidos los rosacruces, también se les repro­cha que busquen filiaciones en personajes notables.
Ciertamente se ha identificado a muchos perso­najes célebres como miembros del movimiento rosacruz, a veces con dudosas intenciones. Pre­cisamente, la AMORC acaba de editar Historia y misterios de los rosacruces, un libro en el que Christian Rebisse, reconocido historiador del esoterismo occidental y del rosacrucismo, pone fin a todas las especulaciones sobre este tema.
Pero haberlos, ¿haylos?
La AMORC guarda celosamente los detalles de las afiliaciones de sus estudiantes, dejando la libertad a sus miembros para que hagan pública o no su afiliación. Del pasado podemos destacar a Paracelso, Giordano Bruno, Francis Bacon, Fludd, Descartes, Spinoza, Newton, Benjamin Franklin, Eliphas Lévi, Harvey Spencer Lewis...
En el pasado, tal vez por desconocimiento, han sido ustedes etiquetados como una secta. ¿Cómo gestionan este tipo de acusaciones?
La palabra clave es desconocimiento, y por ese mismo desconocimiento se ha considerado a la
AMORC como secta en otras épocas. En la ­actua­lidad, con nuestra presencia en Internet y en las redes sociales, la sociedad ha comprendido que estas acusaciones siempre fueron falsas.
¿Qué distingue a la AMORC de otras escuelas rosacruces?
—La AMORC no pretende en ningún caso hacer creer a nadie que es la única que ofrece el camino místico correcto o el adecuado, y res­peta todos los demás. No obstante, apelamos a nuestra tradición y filosofía para hacer llegar un mensaje de esperanza a la humanidad, basado en el objetivo último del sendero iniciático de AMORC, que es alcanzar el estado rosacruz, que dentro de nuestra tradición simboliza un estado de perfección y sabiduría, en el sentido de ser sabio en nuestros juicios y comportamiento. Es ese estado, que en nuestro círculo llamamos Paz Profunda, al que aspiramos y el que nos diferencia de otras corrientes místicas.
—Tal como está el mundo, ¿tiene vigencia la AMORC?
En los Manifiestos rosacruces del siglo XVII ya se proponía la necesidad de acabar con la divi­sión de todas las culturas y religiones, en base a una espiritualidad, interior y universal, capaz de reconciliar al hombre con la Naturaleza y también consigo mismo. En similares términos se expresa el máximo dirigente mundial de la AMORC, Christian Bernard, cuando habla del humanismo espiritual como salida a los problemas de la sociedad actual.
En las últimas décadas la AMORC se ha pre­sentado como un medio para despertar las cualidades y poderes psíquicos de las personas. ¿Se consigue realmente eso?
—Como todo en la existencia humana, es un problema de constancia. Las cualidades psíquicas son innatas al ser humano, que bien dirigido y entrenado puede conseguir resultados positivos. Y la AMORC puede facilitar el desarrollo de cualidades como la intuición, la visualización creativa y tantas otras, que forman parte de la alquimia espiritual a la que se hace referencia desde el inicio de la afiliación.




LA MEDITACIÓN ACTIVA


La Meditación Activa

Por Phillipe Sauvers

meditacion-activaEn esta ocasión deseamos hablar sobre un tema que de por si debe ser del más profundo interés para todo estudiante rosacruz: la meditación. Desde nuestro primer día en el sendero, cuando recibimos nuestro primer envío de monografías, entramos en contacto con el término “meditación”, y se nos recomienda que hagamos de ella una práctica diaria. 

Aun así la meditación es algo poco entendido y, nos atrvemos a decir, poco practicado por la mayoría de nosotros, hasta el punto que cuando oímos el termino “meditación activa” lo relacionamos con practicas orientales como el yoga hindú y el chi-kung chino, donde el practicante adopta complicadas posturas o ejecuta complicados movimientos mientras medita.

Todo lo anterior nos parece incompatible con nuestra idea de meditación, la cual la mayoría de nosotros consideramos como pasiva y no activa.

Sin embargo la realidad es que la meditación rosacruz es una forma de “meditación activa”, de hecho tan activa como lo puede ser la meditación en el yoga, la meditación en el tai-chi o cualquier otro tipo de meditación. Por tanto, exploremos juntos lo que es la meditación rosacruz y descubramos la sorprendente actividad encerrada en este bello proceso.

Empecemos por definir la meditación, que si buscamos en un diccionario, nos vamos a encontrar con descripciones similares a estas:

“Es la práctica de un estado de atención concentrada, sobre un objeto externo, pensamiento, la propia consciencia, o el propio estado de concentración.”

Enciclopedia Wikipedia
“Abrazar un estado de contemplación, especialmente de naturaleza espiritual o devoto”.

Enciclopedia Encarta

Estas definiciones son inexactas y bastante alejadas de lo que es la meditación rosacruz. No estoy diciendo que estén equivocadas sino que no se corresponden con lo que los rosacruces llamamos meditación, tal como ocurre con el término espíritu, que tiene un significado común totalmente distinto al que le damos los rosacruces. Para definir la meditación en términos rosacruces, repasemos ahora algunas de las ideas que Ralph M. Lewis, anterior Imperator de la Orden Rosacruz AMORC, expresó acerca de la meditación:
meditacion1
  • La meditación es comúnmente confundida con la concentración y la contemplación.
  • La meditación es la unión de la conciencia humana con los más altos niveles de la Consciencia Cósmica.
  • Uno no puede pasar del estado objetivo a la unidad con el Cósmico de un salto. Se debe progresar hacia ella como lo hace un nadador que avanza de la costa hacia las aguas profundas del océano.
  • La meditación es entonces un cambio en el campo de percepción, es el mirar o percibir mas allá de nuestro mundo cotidiano y finito y esto requiere una transición de la consciencia.
  • La meditación es una forma de alterar la consciencia, es la progresión de un nivel de consciencia a otro.


A partir de estas ideas podemos discernir que la meditación no es un estado de consciencia en si, sino la técnica que nos permite explorar estados o niveles de conciencia que sobrepasan aquellos a los que nos enfrentamos cotidianamente como la vigilia y el sueño, teniendo como punto culminante llegar a experimentar la Consciencia Cósmica.

En esta serie de ideas nos encontramos varias veces con el la palabra “consciencia”, y por tanto es importante que definamos este término. Dentro de los estudios rosacruces la consciencia es un atributo del Alma Universal y se extiende mas allá de toda objetividad y subjetividad, mas allá de los niveles de la existencia mortal y cotidiana; rebasa los reinos del pensamiento y la contemplación: La consciencia se extiende a través de todas las octavas del teclado cósmico.
El hombre, al ser una emanación del Alma Universal, puede y es su destino y misión, progresar por todos los niveles de la conciencia. La meditación es la técnica por excelencia que los rosacruces empleamos para tal fin.

Al ser la meditación una progresión de la consciencia hacia niveles cada vez más elevados, no existe inactividad alguna en ella y por lo tanto no es pasiva sino siempre activa. El hombre, en su actual estado humano ya esta de manera permanente en cierto nivel de conciencia, por encima de los reinos mineral, vegetal y animal, pero puede y debe buscar niveles cada vez mas elevados, y esta búsqueda no puede ser pasiva sino que constituye un trabajo activo y tenaz, el principal trabajo de todo místico y de todo rosacruz.

Al avanzar a un nivel superior de consciencia la mente objetiva y subjetiva entran en un estado pasivo para ceder a la actividad superior del ser, cada vez mas cercana a la Consciencia Cósmica.

Esta pasividad de los niveles inferiores de la consciencia es aparente ya que esta precedida por un periodo de diligente actividad, y para lograrla debemos aprender a dominar nuestro cuerpo físico y la incesante actividad de nuestra mente en los planos objetivo y subjetivo.

meditacion2La primera parte la logramos a través de la práctica de la postura rosacruz, esta posición o postura la heredamos de la tradición egipcia y no denota una posición de descanso, sino por el contrario, es la postura que el faraón adoptaba un su trono y por lo tanto es de mando y representa nuestra aspiración y esfuerzos de ponernos por encima de las circunstancias materiales. Su dominio requiere de concentración y disciplina por lo que no es poco común ver al estudiante rosacruz perder por completo la postura después de unos minutos de iniciar el proceso de la meditación. Además de controlar nuestra postura es necesario dominar el arte místico de la respiración realizando respiraciones profundas para armonizar los diferentes planos de nuestro ser.
La visualización entra en acción para lograr la segunda parte, guiando a la mente hacia los umbrales de la subjetividad y dejándola lista para descansar mientras la consciencia continua su viaje mas allá de estos limites en las magnificas moradas del Sanctum Celestial.

En el estudio de las lecciones rosacruces se nos enseña que no puede haber fracaso en el ejercicio místico de la meditación y esto es cierto ya que basta con que la voluntad nos mueva a ello para que ya nuestro ser se dirija a las alturas de la conciencia. Desde este punto de vista, la técnica que empleamos es solo eso, una técnica y de ninguna manera sustituye al deseo sincero y la intención pura. Sin embargo el dominio de la técnica nos permite avanzar con paso ligero hacia las altas esferas de la Consciencia Cósmica.

Podemos concluir que la meditación es la actividad que le permite a nuestra consciencia trascender los límites que le impone nuestro estado actual de evolución en la búsqueda incesante de nuestro propósito: Alcanzar la Consciencia Cósmica, el estado Rosa-Cruz y permanecer siempre conscientes de la Luz Sagrada que nos ha sido confiada. 

Revista El Rosacruz

En ella encontrará diversos artículos de La revista que trimestralmente edita La G.L.E. sobre temas Rosacruces, Cábala, Alquimia, Hermetismo, Psicología etc.. Aparte de leer estos artículos on-line, puede suscribirse a ella, sea o no miembro Rosacruz.










Nº. 70 - Invierno de 2010






Los conceptos emitidos en cada artículo son responsabilidad integral de sus autores y no representan necesariamente el punto de vista oficial de la Orden Rosacruz A.M.O.R.C. a menos que así se especifique.






Enlaces de artículos de la Revista EL ROSACRUZ





Biblioteca Virtual El Rosacruz:





Datos personales

Mi foto
Recopilación de artículos sobre temas Rosacruces, Cábala, Alquimia, Hermetismo, Psicología etc. EL MAGEC era el dios del sol y la luz para los antiguos pobladores del archipiélago canario, los guanches. Se trata de una de las divinidades principales